Intuición, Respira

Fortalece el Conocimiento y la Intuición Ahora Mismo Simplemente Respirando

Publicado diciembre 7, 2019 • Read Time: 4 minutes

Siento que hay dos personas dentro de mí: mi intuición y yo. Si voy contra ella, siempre me joderá; y si la sigo, nos llevamos muy bien.

 – Kim Basinger, actriz. 

Intuición. Conocimiento. Sabiduría interior. 

Hay muchas maneras de llamar a esa pequeña consciencia y voz dentro que simplemente sabe. 

Somos recompensadas cuando prestamos atención a sus codazos. 

Y vaya si pagamos cuando no lo hacemos. 

Entonces, ¿cómo la escuchamos con mayor claridad y en voz alta? 

¿Y qué hace que sea más difícil de descifrar?

El conocimiento no es una bombilla que se apaga dentro de nuestras cabezas. Es una vela parpadeante que puede apagarse fácilmente.

– Malcolm Gladwell, Inteligencia intuitiva: ¿por qué sabemos la verdad en dos segundos?

Para que queme con más fuerza, tenemos que avivar sus llamas con delicadeza y suavidad con cada inhalación y exhalación consciente y deliberada. 

Respirar profunda e intencionalmente puede calmar la mente y el cuerpo lo suficiente como para poder escuchar lo que nuestra intuición tiene que decir. 

Algunas evidencias parecen indicar que la fatiga, el estrés, el agobio, el miedo, la ira y otras emociones similares son como un fuerte ruido estático que dificulta la audición. 

El estrés crónico y los desequilibrios del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad, comprometen la comprensión y la toma de decisiones intuitivas. (1) (2) 

Esto hace que sea más difícil confiar en nosotras mismas y esa sabia vocecita. 

Para algunas de nosotras, nuestra intuición se ha comprometido durante tanto tiempo que en realidad olvidamos que, por empezar, incluso tenemos un lado intuitivo. 

Sin embargo, la voz intuitiva interna es real, sin importar quién eres o lo que has hecho o no has hecho. 

Es un super poder inherente del que todas hemos sido dotadas, sólo que hemos olvidado cómo usarlo. 

Incluso si no estamos acostumbradas a aprovechar regularmente este lado de nosotras mismas, está ahí… A la espera de ser activado. 

Muchas de nosotras nos hemos vuelto tan hábiles en el uso de la parte racional y lineal de nuestro cerebro que nos hemos convertido en una niña que aprende a andar en bicicleta con ruedas cuando se trata de la intuición. 

Nuestra voz interior nos produce corazonadas que parecen el sexto sentido para las habilidades intuitivas. El pálpito que aparece en nuestras vidas cotidianas es algo a lo que si alguien le presta atención, logrará el autoconocimiento y tomará mejores decisiones. Las emociones negativas desaparecen con las prácticas de meditación desde la primera vez, aún cuando te haya ido mal por un largo tiempo. Ser feliz es posible con el desarrollo de la intuición, el desarrollo personal. Al guiarte por tu intuición, tendrás la mejor experiencia de vida.

La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es una criada confiable. Hemos creado una sociedad que honra a la criada y ha olvidado el regalo.

 – Albert Einstein, físico y premio Nobel  

La sociedad fomenta que nuestro borde intuitivo sea suprimido, y esto es un problema.   

Vivir la vida desconectada de nuestra guía interior significa que sufrimos. 

Sufrimos porque dudamos de nosotras mismas y de nuestras elecciones constantemente, o seguimos haciendo las mismas “malas” elecciones o repetimos los mismos errores una y otra vez como resultado. 

También podemos paralizarnos por la incertidumbre y el temor de tomar una decisión equivocada. 

¿Seguimos avanzando? ¿Giramos a la izquierda? ¿Derecha? ¿O nos quedamos quietas? 

La ventaja es que la intuición es como un músculo, si trabajamos con él y lo usamos con regularidad, se fortalecerá con el tiempo y después de un tiempo aprovechar nuestra intuición se convertirá en algo natural. Puedes experimentar momentos más perspicaces, creativos e intuitivos en tu vida cotidiana mediante la adopción de ciertos hábitos, como la práctica diaria de pranayama, también conocido como: respiración yóguica. 

Los antiguos sabios y yoguis orientales han sabido durante miles de años que la respiración es el portal a través del cual la mente puede lograr el autodominio y los estados superiores de consciencia, y la intuición es parte de eso. 

Tu respiración es como un arma de doble filo. Puede funcionar para ti (si sabes cómo usarla) pero también puede actuar en tu contra (si permites que te controle en lugar de que sea a la inversa). 

Por lo tanto, aprender a controlar tu respiración es el primer paso para elevarte por encima de los estados mentales habituales de “vamos-vamos-vamos”, “hacer las cosas” y el estrés crónico, la preocupación, el miedo, la fatiga y el agobio. 

El estrés crónico, la preocupación, el miedo, la fatiga y la agitación son como la kryptonita para nuestro ser intuitivo. 

Al respirar lenta, consciente y profundamente, puedes comenzar a cambiar de marcha y alejarte del estrés y la ansiedad mientras avanzas hacia una mayor calma, certeza e intuición interior. 

Esto se debe a que, de esta manera, la respiración envía señales de seguridad a tu cuerpo y cerebro, y estas señales activan la parte de tu sistema nervioso asociada con la relajación, el descanso y la regeneración. 

La respiración diafragmática en el sistema respiratorio es uno de los mejores ejercicios de respiración o trabajo respiratorio, estas técnicas de respiración mejoran la frecuencia respiratoria y el trabajo de las fosas nasales. Es una actividad que debe hacerse lenta y profundamente.

Cuanto más tiempo pases en este espacio y más actives este lado de tu sistema nervioso a través de tu respiración, más comenzarás a escuchar tu propia sabiduría. 

Así que, aquí hay una práctica simple pero efectiva de respiración que te ayudará a fortalecer tu intuición en cinco minutos o menos: 

Es un proceso súper simple que consta de tres pasos: 

  1. Inhalar 
  2. Sostener 
  3. Exhalar 

Notarás que nuestra exhalación es mucho más larga que nuestra inhalación. 

Esto se debe a que se ha demostrado que las exhalaciones más largas ayudan a activar nuestro sistema nervioso parasimpático. 

Ésta es la rama de tu sistema nervioso que supervisa la respuesta de relajación y regeneración. 

CÓMO HACERLO: 

  1. Siéntate derecha y ponte cómoda. 
  2. Boca cerrada, respira sólo por la nariz. 
  3. Con cada inhalación, expande tu abdomen inferior hacia afuera mientras tus pulmones se llenan de aire. (Esto también ayuda a activar la rama nerviosa parasimpática calmante). 
  4. Con cada exhalación, contrae la parte inferior de tu abdomen hacia adentro hacia tu columna vertebral mientras tus pulmones se vacían de aire. 
  5. Inhala contando hasta cuatro. 
  6. Mantén contando hasta ocho. 
  7. Exhala contando hasta 12. 
  8. Repite los pasos cinco y siete para un mínimo de 13 rondas. (Esto es un poco más de 5 minutos). 

La intuición es el susurro de tu alma.

– Jiddu Krishnamurti, filósofo y escritor. 

Sólo recuerda esto:  

Hoy vas a hacer entre 17.000 – 24.000 respiraciones. 

Cada respiración consciente es una oportunidad para crear calma interior y conocimiento interno. 

Puedes controlar tu respiración, o tu respiración te controlará a ti. 

¿Cuál será? 

Elige, decide y comprométete a respirar más… aquí mismo, ahora mismo. <3

 

 

 

Referencias: 

(1) https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/2167702617728705

(2) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4993771/

(3) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21939499

(4) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27632818

 

 

Posts Relacionados
Vista en
Yoga Real Para La Vida Real

Conocimiento e inspiración entregados a tu correo, con amor.