Camino Yóguico, Respira

Los Yoga Sutras: Transforma El Pánico En Calma Interna Con Pranayama

Publicado diciembre 6, 2019 • Read Time: 6 minutes

Al regular el prana, regulamos nuestras mentes, porque los dos van siempre juntos.  

Si se controla una, la otra se controla automáticamente también.

  – Swami Satchidananda, Los Yoga Sutras de Patanjali  

Hoy vas a tomar unas 23.000 respiraciones. 

Cada respiración está influenciada por tus pensamientos y emociones. 

Y, a la inversa, tus pensamientos y emociones están influenciados por el tipo de respiraciones que tomas. 

Tus inhalaciones y exhalaciones pueden ser un activo o una responsabilidad. 

Tu respiración puede ser un aliado o un enemigo dependiendo de cómo la uses. 

Si no controlas la respiración involucranado las nadi a través del pranayamah, por ejemplo, ella te controlará a ti y, por lo tanto, también a tu estado de ánimo.

La mayoría de nosotras pasamos la mayor parte de nuestro tiempo respirando de manera inconsciente, errática y superficial. 

Ésto envía señales de angustia a tu mente y cuerpo que alteran la forma en que te sientes y la forma en que percibes el mundo que te rodea. 

Esto puede exacerbar condiciones como el estrés crónico, la ansiedad y la depresión.  

No respirar de manera óptima podría estar afectando tu calidad de vida de manera que no te das cuenta…   

Cómo el yoga y asana me ayudó a transformar el pánico en calma interior.

Ésto es exactamente lo que me sucedió hace unos años cuando luchaba con la ansiedad, el insomnio y los ataques crónicos de pánico. 

He luchado con esto desde la primera infancia, pero cosas en mi vida personal explotaron en mi cara y terminé teniendo un momento de “noche oscura del alma” en 2014. 

Me encontré viviendo sola en medio del desierto de Carolina del Norte y todo se intensificó. 

No podía dormir y cuando finalmente conseguí dormir no podía quedarme dormida a menos que me automedicara. 

Me despertaba con miedo todas las mañanas y sentía como si mis pulmones estuvieran cautivos por una fuerza invisible que me hacía jadear por aire. 

Los ataques de pánico empezaron a ser cada vez más frecuentes y me asusté. 

Cada vez que las olas de pánico se apoderaban de mí, me sentía como una prisionera en mi propio cuerpo mientras jadeaba en busca de aire. 

Mi cuerpo sudaba profusamente, y mi corazón latía intensamente dentro de mi pecho. 

Me cansé de automedicarme y buscar consuelo en los alimentos, el alcohol y otras distracciones. 

Sabía que tenía que encontrar otra manera porque simplemente no podía seguir como estaba. 

En un último esfuerzo por salvarme de mí misma, me inscribí en una inmersión de entrenamiento para profesores de yoga con la esperanza de que finalmente me ayudara a sentir un poco de alivio. 

Estaba hecha un desastre y me sentía perdida, hasta que, como una mariposa que emergía de su capullo, finalmente arrojé varias capas viejas de mi ser. 

Me enseñé a mí misma a reclamar el control de mi vida, mi cuerpo y mi mente, reclamando primero el control de mi propia respiración. 

Salí del fuego de este oscuro tiempo como una persona renovada, pero no fue hasta que descubrí la práctica del Raja yoga, el yoga de la mente y las emociones…   

 

 

Cómo recuperar el control de la respiración según los Yoga Sutras de Patanjali y las Asana:

Fue durante este tiempo oscuro que aprendí a respirar con calma y eficiencia al estudiar la antigua sabiduría yóguica que se conoce como los Yoga Sutras de Patanjali, el texto principal del Raja yoga. 

Los Yoga Sutras of Patanjali, conocidos como patanjali’s yoga sutras,  se atribuyen al sabio Patanjali, quien hace aproximadamente 2,000 años describió lo que ahora se conoce como el camino de ocho miembros o el camino del yoga. 

El objetivo de este camino es ayudarnos a despertar la comprensión y la percepción, y cultivar la calidad del equilibrio tranquilo sin importar las circunstancias externas, al mismo tiempo que aumenta la fortaleza y la resolución internas. 

 

 

Las ocho ramas (ashtanga yoga o limbs of yoga) son:

 

1 – The Yamas

2- The Niyamas

3- Asana

4- Pranayama

5- Pratyahara

6- Dharana

7- Dhyana

8- Samadhi

Fue a través de la observación de la cuarta rama, pranayama, que experimenté un cambio visceral dentro de mí. 

La atención consciente y el control de mis propias inhalaciones y exhalaciones me ofrecieron un lugar seguro para dirigir mi energía ansiosa y temerosa.

Pranayama es un trabajo de respiración yogic, (regulation of life force energy, es decir, regulador de la energía de la fuerza/kundalini via breath control, o a través de el control de la respiración)

Por otro lado, a diferencia del Hatha Yoga (conocido como el yoga físico), solo una pequeña parte del Raja Yoga se enfoca en las posturas (asanas).

Todos podemos beneficiarnos mental, emocional y físicamente de una práctica más profunda de pranayama (pranayama techniques).

Veamos un resumen del poder calmante de nuestra respiración de acuerdo con los Yoga Sutras de Patanjali: 

Los complementos a las distracciones mentales incluyen angustia, desesperación, temblor del cuerpo y respiración perturbada.

 – Sutra 1.31, Libro 1 

Nuestra respiración y nuestro estado mental y emocional forman un feedback. Cuando experimentamos angustia mental, como cuando estamos ansiosas o sin sueño, nuestra respiración se ve comprometida. Cuando nuestra respiración se compromete, nuestros cuerpos se comprometen. 

Y un cuerpo o mente débil o enfermo hace que caminar por el camino de las ocho ramas sea más desafiante. 

La calma es retenida por la exhalación (exhalation) controlada o retención de la respiración”. 

– Sutra 1.34, Libro 1. 

De hecho, Patanjali era un sabio antes de su tiempo, ya que sabía lo que la ciencia ahora ha probado: la respiración controlada y profunda cambia nuestro sistema nervioso al activar la respuesta calmante, regeneradora y relajante al tiempo que reduce la respuesta al estrés. (1) 

La exhalación controlada y prolongada, en particular, ha demostrado que activa nuestro sistema nervioso parasimpático, la rama de nuestro sistema nervioso responsable de nuestra respuesta de relajación de “reposo y digestión”. (2) 

Las modificaciones del aliento vital son externas, internas o estacionarias. 

Deben estar reguladas por el espacio, el tiempo y el número, y son cortas o largas.

 – Sutra 2.50, Libro 2 

Aquí, Patanjali describe los parámetros de una práctica adecuada de pranayama: inhalación, retención y exhalación. 

Las variaciones de practice of Pranayama o pranayama practice incluyen: dónde enfocamos nuestra atención mientras respiramos (en la respiración misma, en la base de la columna vertebral o en el centro del corazón), la cantidad de tiempo que retenemos la respiración, el recuento de números que inhalamos y/o exhalamos (Inhala contando hasta 5, mantén contando hasta 7, exhala contando hasta 10). 

Hay un cuarto tipo de pranayama que se produce durante la concentración en un objeto interno o externo. 

– Sutra 2.51, Libro 2 

Este tipo de pranayama yoga practice ocurre automáticamente y sin esfuerzo consciente cuando realmente estamos envueltos y enfocados en algo. Esto se llama kevala kumbhaka, que es la retención fácil e involuntaria que ocurre cuando estamos en el flujo o en un estado de profunda meditación. 

En los siguientes dos sutras, Patanjali discute los beneficios del pranayama: 

Como resultado, el velo sobre la luz se destruye. 

– Sutra 2.52, Libro 2. 

Aunque puede ser difícil de creer al principio, el simple hecho de regular nuestra propia respiración tiene el poder de crear pequeñas ondas de cambio que se extienden hacia afuera, y que eventualmente impactan en todas las áreas de nuestra vida. 

Este es el mayor beneficio de una práctica regular y constante de pranayama: el velo de la oscuridad mental y la pesadez se destruyen con cada respiración consciente que tomamos. Eventualmente, todo lo que queda es nuestra propia luz interior, y la verdad de quiénes somos realmente está expuesta. 

La mente se vuelve apta para la concentración.  

– Sutra 2.53, Libro 2 

Con la remoción del velo viene una presencia mental más fuerte y un mayor enfoque y concentración mental, que es necesario para alcanzar la octava y última extremidad: samadhi, o trascendencia y unión con el yo. 

El portal a través del cual podemos comenzar a calmar nuestra energía ansiosa para trascender a estados superiores de ser se encuentra en nuestra respiración. 

Toma una hermosa y profunda respiración expandiendo la parte inferior de tu abdomen ahora mismo. 

Sostenla dos veces y siente la infusión de energía vital llenando tus pulmones. 

Exhala lenta y completamente a medida que llevas la parte inferior del abdomen hacia tu columna vertebral. 

Repite. Repite. Repite. 

Como yoga teacher, te acosnsejo que sigas con esta rápida sesión guiada de pranayama, yoga practice, luego termina repitiendo este mantra: 

sat nam – Yo Soy La Verdad

 

 

 

 

Referencias:

(1) https://www.researchgate.net/publication/7154990_Physiology_of_long_pranayamic_breathing_Neural_respiratory_elements_may_provide_a_mechanism_that_explains_how_slow_deep_breathing_shifts_the_autonomic_nervous_system

(2) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21763472

 

 

Etiquetado en
Posts Relacionados
Vista en
Yoga Real Para La Vida Real

Conocimiento e inspiración entregados a tu correo, con amor.