Keila Oses

Yo no creo en las coincidencias. El Club de la Mariposa de Osmara llamó mi atención en el mejor momento posible. No tenía ni idea qué esperar en un primer momento al trabajar con Osmara, pero luego voló mi cabeza. Acababa de empezar la auto-recuperación desde un estilo de vida en piloto automático. Yo estaba buscando estímulo, fortaleza y la seguridad de que estaba bien pensar, ser y crear algo diferente.

Osmara y las chicas del club me dieron eso y más. Ellas me ayudaron a mantenerme fiel a mí misma y a los otros. Ellas fueron mi tribu segura y fiable durante el tiempo de mi difícil y liberador examen de conciencia.

Trabajar con ella me dio las herramientas y el apoyo que necesitaba para darme cuenta del poder dentro de mí misma, el poder dentro de otros, y también lo poderosos que podemos ser juntos.

El examen de conciencia nunca termina, y mi camino de crecimiento ha sido asombroso. No fue una coincidencia que la vida pusiera a Osmara y al Club en mi camino. Estaba destinado a suceder y no podría sentirme más feliz de que así lo hiciera.

(Visited 13 times, 1 visits today)
Comparte

Share your thoughts

Tu correo electrónico no será publicado. Detalles requiridos están marcados *.