PODCASTS

El Significado de la Enfermedad con el Dr. Kim Jobst

En este episodio estaremos explorando el significado de la enfermedad con el Dr. Kim Jobst. El Dr. Jobst es un médico galardonado y un especialista en medicina integrada dedicada a la integración de la ciencia, la curación y los servicios de salud holística.

Él fue invitado por Su Santidad, el Dalai Lama para discutir la salud global y el bienestar mental de la humanidad en 1991 y, en 2013, recibió un premio a la trayectoria por sus servicios a la medicina integrada de parte del Premio Nobel Desmond Tutu.

Su misión es establecer y utilizar la ciencia del significado para servir como un sanador de las personas y las naciones. El Dr. Jobst ahora co- dirige su propia práctica privada de atención médica, Functional ShiftConsulting en Londres, Reino Unido.

Visítalo: http://www.functionalshift.com/

DESTACADOS DEL EPISODIO:

  • “Tanto la enfermedad como la salud pueden ser vistas como facetas del funcionamiento saludable, cada una necesaria para la otra, cada una dando lugar a la otra. La enfermedad puede ser pensada como una manifestación de la salud. Es la respuesta saludable de un organismo que se está esforzando por mantener el equilibrio físico, psicológico y espiritual”.
  • “A medida que atravesaba todo el proceso, se hizo más y más evidente para mí que la enfermedad era el resultado de un determinado conjunto de condiciones, lo que llamamos enfermedad, pero esas condiciones surgían en formas muy específicas y definidas, y su camino a la curación era inherente a ella, en primer lugar y, en segundo lugar, si uno se acercaba a ellas con esa forma de pensar, en realidad, podía conducir a la curación sin usar necesariamente drogas tóxicas o intervenciones en primer lugar y, en segundo lugar, la gente sería más quiénes son.

    Estaba claro para mí que la enfermedad estaba sirviendo a la evolución de un ser humano y, en ese contexto, tiene sentido, pero lo que es crítico para toda la manera de pensar, es que ese significado es único para cada persona.

  • “En este momento, persiguiendo el trabajo que hago, cada caso, cada persona, cada paciente, cada encuentro lleva al fondo una vez más que lo que está sucediendo, está sucediendo por una razón. Esa razón es única para esa persona y que, esa razón y la singularidad es todo acerca de ellos volviéndose quiénes realmente son – más de lo que realmente son. Que tiene sentido y ese sentido es único para ellos.”
  • “La epigenética es acerca del hecho de que podemos influir de forma heredable en nuestra composición genética en tiempo real, en este momento. Así que, cuando estaba en la escuela, nos enseñaron que tus genes son tus genes y puedes obtener mutaciones, pero no puedes realmente afectar tu perfil genético en toda tu vida. Tú naces con un cierto conjunto de características genéticas y eso es lo que pasas con o sin mutaciones a lo largo del camino. Tenemos mutabilidad y variación porque nos casamos con otras personas y nos reproducimos con una genética diferente, fuera de nuestra propia reserva de genes inmediata.”
  • “Lo que es muy sorprendente en el contexto del pensamiento de la enfermedad como salud, es darse cuenta de que existen esos perfiles únicos para servir a alguien para satisfacer su potencial más alto.”
  • “A menudo digo, es una de las grandes paradojas, no podemos ver sin un punto ciego. Estructuralmente, no podemos ver sin un punto ciego. Tenemos un punto ciego donde el nervio óptico pasa por detrás del ojo a través de la retina y, donde pasa a través de la retina, no hay células que puedan captar la luz y se traduzcan a la vista. Nosotros, en realidad, tenemos que tener un punto ciego para ver.

    Para lidiar con el punto ciego, necesitamos espejos y, en nuestra vida, hay muchos, muchos, muchos espejos.”

  • “Todo ser humano, sin excepción, tiene un propósito que es el suyo. No tiene que ser grandioso y enorme y global, y que cambie la vida, en absoluto, pero cada persona tiene eso y es único para ellos.

    Cuando podemos descubrir qué es eso y podemos abrir el hecho de que es verdad para ellos, entonces, lo que sea que está sucediendo, sea cual sea el reto que está sucediendo, se ve invariablemente que está ayudando a eso – a abrir el camino a eso, ayudándoles en eso. A pesar de que puede ser increíblemente doloroso y lo que es muy interesante es que cada vez hay una sensación de conexión. Puedo sentir una conexión con ese propósito divino.”

  • “Por espiritual quiero decir aquello que tiene sentido y significado.”
(Visited 31 times, 1 visits today)
Comparte

Transcripción

OSMARA: Bienvenido a Las Crónicas de la Metamorfosis. Soy Osmara: investigadora, escritora, profesora de yoga certificada, y viajera autoproclamada. En cada episodio traigo entrevistas inspiradoras y mensajes para ayudarte a mejorar tu cuerpo y tu mente.

En el episodio de hoy estaremos explorando el significado de la enfermedad con el Dr. Kim Jobst. El Dr. Jobst es un médico galardonado y un especialista en medicina integrada dedicada a la integración de la ciencia, la curación y los servicios de salud holística.
Él fue invitado por Su Santidad, el Dalai Lama para discutir la salud global y el bienestar mental de la humanidad en 1991 y, en 2013, recibió un premio a la trayectoria por sus servicios a la medicina integrada de parte del Premio Nobel Desmond Tutu.

Su misión es establecer y utilizar la ciencia del significado para servir como un sanador de las personas y las naciones. El Dr. Jobst ahora co- dirige su propia práctica privada de atención médica, Functional Shift Consulting en Londres, Reino Unido.

“Tanto la enfermedad como la salud pueden ser vistas como facetas del funcionamiento saludable, cada una necesaria para la otra, cada una dando lugar a la otra. La enfermedad puede ser pensada como una manifestación de la salud. Es la respuesta saludable de un organismo que se está esforzando por mantener el equilibrio físico, psicológico y espiritual”.

Grandes palabras del Dr. Kim Jobst aquí, desde el Journal of Alternative & Complementary Medicine.

¡Gracias Kim y bienvenido!

KIM: Es muy, muy encantador estar aquí. Gracias.

OSMARA: Muchas gracias. Así que, estoy muy emocionada de tenerte al aire porque tú tienes una perspectiva bastante revolucionaria sobre el rol que desempeña la enfermedad en nuestras vidas como individuos y como un todo, como un conjunto. ¿Cómo comenzaste en este trayecto? ¿Cómo te has topado con este cuerpo de conocimiento y este cuerpo de trabajo que es el suyo?

KIM: En realidad, es una encantadora pregunta. En realidad, pienso, mientras reflexiono sobre esto ahora contigo, que realmente se remonta a un largo camino. Se remonta bastante bien al principio de mi vida mientras reflexiono sobre esto. Creo que… de la forma más sencilla, cuando era pequeño, solía pensar mucho sobre todo siendo una manifestación de Dios, de Lo Divino, de lo que sea que alguien crea que sea eso y, si Dios es amor y amor es Dios, entonces, eso debe querer decir que la enfermedad y el sufrimiento, el conflicto y la guerra, todas las diferentes cosas que nos desafían a los seres humanos son, de hecho, una manifestación del amor.

Si ese es el caso, entonces, debe haber un propósito mucho más

profundo en la enfermedad y el sufrimiento, y yo he tenido una serie de retos en mi propia vida, personalmente para mí como niño y también en mi familia, que me despertó a lo que estaba ocurriendo cuando las personas estaban en el centro de esto y lo que ocurría después.

Eso me llevó inicialmente a solo preguntar y meditar esto y, finalmente, yo fui como arrastrado a patadas y gritos a la medicina o, más bien, empujado como consecuencia de una serie de experiencias cuando había terminado la escuela porque yo realmente no quería comprometerme con esos años de entrenamiento y ese largo camino.

A medida que atravesaba todo el proceso, se hizo más y más evidente para mí que la enfermedad era el resultado de un determinado conjunto de condiciones, lo que llamamos enfermedad, pero esas condiciones surgían en formas muy específicas y definidas, y su camino a la curación era inherente a ella, en primer lugar y, en segundo lugar, si uno se acercaba a ellas con esa forma de pensar, en realidad, podía conducir a la curación sin usar necesariamente drogas tóxicas o intervenciones en primer lugar y, en segundo lugar, la gente sería más quiénes son.

Estaba claro para mí que la enfermedad estaba sirviendo a la evolución de un ser humano y, en ese contexto, tiene sentido, pero lo que es crítico para toda la manera de pensar, es que ese significado es único para cada persona.

OSMARA: Me encanta eso. Entonces, tú mencionaste que tuviste desafíos tú mismo desde una temprana edad. ¿Qué sucedió? ¿Cuál fue tu historia?

KIM: Bueno, la primera … Supongo que, de una manera, voy a … tal vez un reto desde el principio, mi primer desafío fue mi nacimiento, que no fue fácil, ya que he trabajado a lo largo del curso de mi vida, he tenido recuerdos de esa experiencia y eso tuvo lugar en mi como resultado de esto, lo cual llevó a experiencias muy específicas, excesivas y a la conexión, conexión con mi propia vida, mi propia fuente de vida.

Posteriormente, de niño, yo nací en África y vine a Inglaterra cuando tenía cinco o seis y, al llegar a Inglaterra, tuve mi primera experiencia de asma y solía tener eso de forma recurrente, y sin poder respirar, y fui uno de los primeros niños que llegaron a probar Ventolin, que era una especie de experiencia milagrosa, pero también a tener la experiencia de luchar por mi aliento y lo que lo desencadenaría y a cómo podía arreglármelas para liberarlo.

Posteriormente, eso me llevó a la macrobiótica y mi madre, sabes, estaba realmente preocupada de que su hijo adolescente en desarrollo no podía respirar correctamente y quería ayudarme a hacer algo con eso. Así que, empecé un recorrido a través de la macrobiótica que fue extraordinario, absolutamente extraordinario. Me puso en contacto con toda la noción del diagnóstico oriental y la medicina oriental, y llegué a conocer a un hombre que, sabes, que en su enfoque hacia mí estaba usando el pulso y la lengua, y sintiendo mi cuerpo de cierta manera y quién me conocía mejor que yo mismo en ese momento, fue un momento extraordinario y tan diferente a lo que experimenté en los hospitales de la medicina ortodoxa.

Hubo otros retos. Tuve un accidente que realmente crucificó mi articulación sacroilíaca y, otra vez, estaba el mundo ortodoxo queriendo operar mi espalda y recuerdo que me dijeron que iba a ser un lisiado para la edad de 21 y, al conocer en primer lugar a un osteópata muy amable y luego la técnica de Alexander a través de dos de las personas de Alexander y, una vez más, una revolución salvó mi vida. Una revolución absoluta.

OSMARA: ¿Qué es exactamente la técnica de Alexander?

KIM: Bueno, la técnica de Alexander era algo desarrollado por Alexander, que era un cantante de ópera que perdió su voz, fue inexplicable, y perdió su voz y nadie sabía realmente lo que había pasado y estaba decidido a tratar de recuperarla. Él empezó a trabajar sobre sí mismo delante de un espejo y descubrió que la forma en que se relacionaba con su cuerpo y la forma en que se movía dentro de su cuerpo tenían un impacto muy significativo en todo el sentido de sí mismo, y él recuperó su voz, pero no volvió a cantar ópera.

Él decidió que enseñaría lo que había descubierto. Es una manera hermosa, muy suave de ayudar a las personas a alinear el sistema muscular, enormemente beneficiosa y utilizada por una gran cantidad de músicos. Por lo tanto, para mí fue seminal.

OSMARA: Entonces, a lo largo de tu vida desde muy temprano, es el cuento del trayecto del héroe sin tiempo al mismo tiempo, cualquier cosa que percibimos como un reto o cualquier cosa que percibimos como un vacío o falta en nuestra experiencia, por lo general es lo que se convierte en el portal de lo que creemos más valioso y más importante en nuestras vidas. Así que, creo que esa es una historia realmente brillante de cómo tuviste una relación muy estrecha con el significado de la enfermedad desde una etapa temprana.

KIM: Oh, sí, es verdad. Es absolutamente cierto porque cuando se produjo mi lesión en la espalda, yo era parte del Equipo de Remo Juvenil de Inglaterra en ese momento y, sabes, quería desempeñarme y tener éxito y, por supuesto, no pude. Quedé literalmente en punto muerto de un día para otro cuando ya no pude entrenar. No podía moverme adecuadamente y tuve que comprometerme en este trayecto para encontrar la recuperación.

Hubo un momento crítico en el trabajo con los maestros de Alexander, una gloriosa mujer llamada Gene Robertson, a quién estaré agradecido por el resto de mi vida. Cuando experimenté que todo se alineaba en mi ser corporal, y lo crítico acerca de eso fue la constatación de que cada pensamiento que había tenido afectaba todo mi cuerpo.

Realmente tenía la sensación, lo sentía, lo sabía y fue en ese día en particular cuando ella me dijo: “Sabes, yo quería ser un actor en un momento”, y ella procedía de una familia de actores y dijo: “No necesitamos actores, realmente necesitamos personas que puedan conectar estos mundos y me pregunto si eso es algo que te pueda hacer pensar”. Eso fue muy profundo.

Yo sabía que no quería ser un maestro de Alexander, pero ahí fue realmente cuando se sembró la noción de la medicina y luego luché contra ella durante mucho tiempo.

OSMARA: ¿Por qué luchaste contra ella?

KIM: Bueno, en realidad fue muy simple. Conozco dos corrientes particulares, una era que quería trabajar con mi padre. Sólo quería trabajar con mi padre y estar cerca de él, y llegar a conocerlo, y él parecía estar muy solo en su negocio. Él trabajaba en servicios agrícolas. La otra era que yo había tenido suficiente con la escuela y suficientes exámenes, y no quería embarcarme en un curso de siete años para convertirme en un médico residente y luego en todo ese camino.

Era como una pesadilla, toda la idea. A pesar de que me había ido muy bien en la escuela, yo era bastante exitoso haciendo exámenes, había tenido suficiente y dejé la escuela, me fue bien. En realidad, me ofrecieron hacer medicina en Cambridge en la Universidad de Cambridge y lo rechacé, y fui al rancho en los Estados Unidos, en Canadá y fue mientras estaba en la ganadería que tuve una especie de, tuve una experiencia muy profunda en la que supe más allá de cualquier sombra de duda que tenía que hacer esto, tenía que hacer medicina.

Era un conocimiento tan poderoso que giré mi caballo. Estábamos arreando el ganado, volví al rancho y dije: “Nos vamos, tengo que volver a Inglaterra”, lo cual hice, y luego fue una completa larga historia, ya sabes, de cómo finalmente logré hacer medicina y aquí estoy hablando contigo, 40 años después.

OSMARA: Eso es genial. Entonces, empezaste medicina y tú, quiero decir, obviamente, tienes una capacidad de tocar tu naturaleza intuitiva y escucharla, porque yo creo que todos tenemos un lado intuitivo, pero no muchos de nosotros aprendemos a ir con ella. La tuya perece que era muy, muy fuerte, muy, muy ruidosa para lograr tu atención.

KIM: Bueno, eso me encanta. Sí, tal vez parece de esa manera porque así es como cuento la historia. Es necesario que recuerdes que lo he evitado consistentemente hasta que fue tan fuerte que no pude.

OSMARA: Sí, eso suele suceder.

KIM: Así es, y creo que en toda mi vida ha habido esas impresiones y también soy bueno en ignorarlas.

OSMARA: Bueno, creo que todos tenemos un poco de ambos en nosotros, ¿verdad?

KIM: No hay duda acerca de eso. Aunque, lo que viene a mi mente cuando lo dices es que mi intuición es increíblemente sensible cuando estoy haciendo consultas, cuando estoy en este mundo, cuando estoy trabajando con este material.

OSMARA: Sí, entonces, creo que justo antes de empezar esta llamada ¿estabas mencionando que hoy tuviste una sesión realmente interesante con un paciente, justo antes de empezar?

KIM: Sí, sí. Yo estaba hablando acerca de, esta es la impresión temprana del orden, lo que yo llamo ahora, El Orden Divino, La Magnificencia Divina. Era algo que a lo que yo solía referirme en silencio para mí mismo como La Divina Magnificencia, y tú y yo sabemos que el Dr. Demartini fue uno de los momentos decisivos para mí cuando conocí por primera vez a John y se refirió a La Divina Magnificencia y pensé: “Oh, Dios mío – hay alguien más que lo llama del mismo modo”.

Para mí, La Magnificencia Divina es el orden, es la increíble y, me refiero a increíble, es la increíble complejidad del orden y la precisión en la que todo está realmente instalado. Así que, en este momento, persiguiendo el trabajo que hago, cada caso, cada persona, cada paciente, cada encuentro lleva al fondo una vez más que lo que está sucediendo, está sucediendo por una razón. Esa razón es única para esa persona y que, esa razón y la singularidad es todo acerca de ellos volviéndose quiénes realmente son – más de lo que realmente son.

Que tiene sentido y ese sentido es único para ellos. Entonces, en este momento estoy empezando a verlo a través de las predisposiciones genéticas de las personas. Estamos viviendo en un momento en el que, no sólo tenemos la vieja genética mendeliana, sino que tenemos la epigenética y, todo el mundo y su perro están llegando al vagón de la epigenética.

OSMARA: Correcto y, para aquellos que no saben qué es la epigenética, ¿puedes dar rápidamente una definición de ella?

KIM: Sí, es decir, en el sentido más simple, la epigenética es acerca del hecho de que podemos influir de forma heredable en nuestra composición genética en tiempo real, en este momento. Así que, cuando estaba en la escuela, nos enseñaron que tus genes son tus genes y puedes obtener mutaciones, pero no puedes realmente afectar tu perfil genético en toda tu vida. Tú naces con un cierto conjunto de características genéticas y eso es lo que pasas con o sin mutaciones a lo largo del camino. Tenemos mutabilidad y variación porque nos casamos con otras personas y nos reproducimos con una genética diferente, fuera de nuestra propia reserva de genes inmediata.

Epigenética, es … Recuerdo incluso en la escuela diciendo: “No creo que esto esté bien. Estoy absolutamente seguro de que podemos cambiar nuestra composición genética a lo largo de nuestra vida”. En un principio eso era criticado y ahora nos encontramos en una situación en la que sabemos absolutamente que cambiamos nuestra composición genética en cuestión de segundos y las implicaciones de eso son absolutamente enormes, pero la belleza ahora … como resultado de lo que estamos haciendo en este momento y la sofisticación de la tecnología, estamos viendo que las personas tienen una predisposición genética a ciertas formas de nutrición y metabolismo nutricional por la química y eso, eso afecta a nuestra salud en una cantidad de diferentes maneras, nuestra salud y nuestro estado hormonal.

Lo que es muy sorprendente en el contexto del pensamiento de la enfermedad como salud, es darse cuenta de que existen esos perfiles únicos para servir a alguien para satisfacer su potencial más alto. Ahora, permíteme dejar esa tierra. No es como si fuera una aflicción, entonces, en esta persona en particular con la que estaba trabajando esta mañana, con lo que ella ha estado luchando es con la energía y la claridad, y su capacidad de ver a través de qué es lo que quiere hacer en su vida.

Ella es una persona muy talentosa y capaz, y ha habido todo tipo de cosas que se han hecho, e intervenciones e investigaciones, pero, en realidad, ahora nos estamos dando cuenta de que ella tiene un perfil hormonal que está predispuesto por su composición genética y esa composición genética significa que ella tiene que vivir de una determinada manera para hacer frente a esos problemas. Viviendo de ese modo, ella llega a consumar qué es lo que realmente quiere hacer – es fascinante.

Estoy viendo esto … la última media docena de personas que he visto, que han tenido este tipo de predisposición nutricional que, en realidad, esa disposición les sirve. Una vez más, es como desafiante decir que, debido a la concepción popular que si tengo un “defecto” genético y algunas de mis enzimas están trabajando solamente en el 50% en comparación con lo que las otras están trabajando, entonces, hay algo malo en mí.

Yo no lo veo de esa manera, realmente no lo veo de esa manera. Ese déficit del 50%, digamos para el bien del argumento que significa que necesito cuidar el estado de mi vitamina B, eso significa que necesito comer de una manera determinada, eso significa que tengo que cuidar de mí mismo con ciertas formas de suplementación, eso significa que tengo que atender a mi metabolismo de cierta manera, mi cuerpo, mi fisiología.

¿Sabes qué? Cuando realmente te tomas el tiempo para averiguar qué es lo que deseas hacer en esta vida, encuentras que todas esas cosas te ayudarán a hacer eso.

OSMARA: Eso es muy poderoso.

KIM: Es asombroso. Es decir, es increíble, es de una belleza impresionante cuando te das cuenta, puedo tener una sensación un poco colorida y descarada, entonces, tú notas cuán profundo es el amor de la creación en sí mismo, que incluso está dispuesto a darte ese apuntalamiento estructural específico para apoyar tu función. Quiero decir, eso es increíble.

OSMARA: Sabes, de hecho, tuve al Dr. Demartini aquí en el primer episodio y él mencionó esa Matriz Amorosa como tú dijiste, llena de inteligencia, y brindó historia tras historia de cómo nuestras cargas y nuestros disparadores emocionales, y nuestros vacíos percibidos y lo que está faltando en realidad están ahí, al igual que tú lo estás diciendo en el contexto de la enfermedad, en realidad están allí … es como que nos están cuidando. Están ahí para llevarnos de vuelta a casa, por así decirlo … de vuelta a casa a nosotros mismos.

La premisa de Las Crónicas de la Metamorfosis y la premisa de todo el show es la transformación y cómo nosotros vamos desde un esclavo reactivo, que es un producto de nuestro medio ambiente, a ese de un creador soberano. Creo tú estás ilustrando muy hermosamente esto en el ámbito de la salud y el bienestar y la enfermedad.

La enfermedad es una manifestación de la salud y, sabes, ese es el por qué yo estoy muy emocionada de tenerte en el show, porque da vuelta por completo el guión de cómo percibimos cualquier feedback que nuestro cuerpo nos esté dando en un momento dado.

KIM: Eso es absolutamente cierto, da vuelta el guion y es por eso que es tan desafiante, pero cuando estás … Quiero decir que es un reto, es un reto para la persona que se encuentra en esa situación. Dios sabe que ha sido un reto suficiente para mí. También es un reto para el terapeuta como para quien sea que esté involucrado en el proceso terapéutico porque alguien viene … Estoy trabajando con alguien en este momento con cáncer para sugerir que el cáncer es una respuesta saludable en sus vidas. Eso nunca es fácil.

Creo, ya sabes, recientemente me han preguntado varias veces por qué no he hablado más de esto. No lo he hecho porque, en algunos aspectos, puede ser visto como una falta de respeto si las personas están muy aferrados a una forma particular de trabajar con las cosas. También estoy empezando a experimentar y a ver cada vez más que la noción de que esta es una respuesta saludable real – la noción de que mi enfermedad está aquí para ayudarme puede ser muy útil.

Muy bien, entonces, ¿de qué se trata? ¿Cómo descubro eso? ¿Cómo me relaciono con esto? ¿Quién me puede ayudar a hacer eso? Tú misma sabes que no hay punto ciego más grande y más profundo que el propio.

OSMARA: Definitivamente, por supuesto.

KIM: A menudo digo, es una de las grandes paradojas, no podemos ver sin un punto ciego. Estructuralmente, no podemos ver sin un punto ciego. Tenemos un punto ciego donde el nervio óptico pasa por detrás del ojo a través de la retina y, donde pasa a través de la retina, no hay células que puedan captar la luz y se traduzcan a la vista. Nosotros, en realidad, tenemos que tener un punto ciego para ver.

Para lidiar con el punto ciego, necesitamos espejos y, en nuestra vida, hay muchos, muchos, muchos espejos.

OSMARA: Estás apuntando justo sobre el nervio. En el episodio 2 de esta primera temporada es donde hablo de puntos ciegos y de la oportunidad de que tenemos que ver qué feedback nos está dando la vida en cualquier área particular de la vida a través de espejos, a través de ese feedback, ya sea otra persona, sabes, el Dr. Demartini habla de los diferentes niveles de feedback en términos fisiológicos, sociales y lo que no.

Me encanta que estés diciendo … que para que nosotros veamos, necesitamos puntos ciegos.

KIM: Es muy desafiante cuando estás en el medio de esto, cuando estás en medio de un problema, cuando estás en medio de un desafío, cuando estás en el medio del sufrimiento – es muy desafiante. Casi invariablemente, el tema es sensible y llevará a enfrentarse a un tabú en una forma u otra.

Necesita coraje, sí necesita coraje. No culpo a nadie que dice: “No me importa lo que está diciendo doctor Jobst, quiero una píldora, deme una píldora”. No hago más eso, ya no es lo que hago. Yo trabajo con aquellos que quieren y se dan cuenta de que esto es importante para ellos.

No digo en mi trabajo que tú no, si tienes un tumor maligno, que evites la quimioterapia o la cirugía. No estoy diciendo eso en absoluto. Realmente no estoy interesado en una guerra polarizada. Lo que es fascinante para mí y, cada vez más profundamente, es que cada ser humano sabe por sí mismo. Tienen su propio conocimiento intuitivo de lo que quieren hacer.

Hay algunos que veo, y no veo mucha gente, veo a gente en grandes profundidades. En este punto, hay algunos que sólo quieren tomar lo que se llama un enfoque natural, no quieren tener ninguna quimioterapia o lo que sea, y hay otros que tienen muy, muy claro que ellos quieren hacer ambas cosas y quieren un camino medio.

Yo sólo los escucho y luego navegamos eso y es, sabes, un proceso extraordinario y un privilegio absoluto hacerlo.

OSMARA: Creo que cuando la gente está … sólo el hecho de que tu cuerpo te esté dando ese feedback y cuando venimos de, digamos, del viejo versus, el nuevo paradigma, para el bien de esta conversación, vamos a llamar a esta enfermedad del significado como el nuevo paradigma y, el viejo paradigma, que es el que estás diciendo, y lo mencioné en la cita anterior – es algo que no está funcionando, algo atacándonos, algo que tenemos que atacar.

Creo que cuando eso sucede, y podría ser visto fácilmente como que el cuerpo se está cerrando en oposición al cuerpo dando feedback y que, tienes toda la razón, puede ser algo muy aterrador y podría ser una noche muy oscura del momento del alma.

KIM: Oh, sin lugar a dudas.

OSMARA: ¿Cómo, trabajando con tantos pacientes, ves sus procesos de navegar a través de esto?

KIM: Muy bien, entonces, es una excelente pregunta y tú lo pones hermosamente. Esa es una pregunta que realmente abre el corazón, Osmara. El privilegio más grande que tengo en este trabajo es ser un conducto para esa orden divina. Por lo tanto, es uno de los mayores privilegios cuando alguien está en ese espacio porque me ofrece una oportunidad, en primer lugar, de estar presente en esto y escuchar y luego ayudar para abrir ese espacio para que ellos escuchen lo que están intentando decirse a sí mismos.

Ahora, ¿cómo hago eso? Lo que ha quedado claro para mí es que, cada ser humano, sin excepción, es interesante, porque no ocurre a menudo que alguien pueda decir nunca jamás, pero hay ciertas cosas que uno puede realmente decir sobre eso, y esta es una de ellas. Todo ser humano, sin excepción, tiene un propósito que es el suyo. No tiene que ser grandioso y enorme y global, y que cambie la vida, en absoluto, pero cada persona tiene eso y es único para ellos.Cuando podemos descubrir qué es eso y podemos abrir el hecho de que es verdad para ellos, entonces, lo que sea que está sucediendo, sea cual sea el reto que está sucediendo, se ve invariablemente que está ayudando a eso – a abrir el camino a eso, ayudándoles en eso. A pesar de que puede ser increíblemente doloroso y lo que es muy interesante es que cada vez hay una sensación de conexión. Puedo sentir una conexión con ese propósito divino. Yo uso la palabra divino porque es una orden, una inteligencia, y estoy seguro de que el Dr. Demartini habrá tocado esto. Es el lugar donde estamos todos unidos, en última instancia. Es una orden y es un propósito. No se trata de alguna construcción religiosa. Esta es una ley científica, es un hecho. Cuando lo tocamos, cuando lo experimentamos, cuando nos toca, hay una experiencia diferente fisiológicamente, psicológicamente y espiritualmente. Por espiritual quiero decir aquello que tiene sentido y significado.

En medio del dolor, otro ser humano toca eso y la fisiología cambia. Ahora, eso puede ser un pasaje de la vida hacia la muerte, puede ser el pasaje que se abre a una nueva vida – eso también es único para ellos. Esa es su decisión y eso no es de mi incumbencia. Mi asunto es apoyar eso, lo que no quiere decir que el cuerpo y la fisiología y las pruebas y esas cosas no son importantes. Claro que lo son. El cuerpo es como un coche, tienes que cuidar de él, pero en el interior, el coche es el conductor. Tenemos este extraordinario conductor que está conectado – si eso tiene sentido.

OSMARA: Eso sí tiene sentido. Quiero hablar acerca de la muerte porque también tienes una visión diferente de verla, y la mayoría de nosotros teme a la muerte. La mayoría de nosotros tenemos un apego a no perder a nuestros seres queridos o a una inversión. Parece que tienes una perspectiva diferente. ¿Puedes tocar ese tema un poco más?

KIM: Sí, yo hice un trabajo … antes de entrar en medicina te dije que fui arrastrado a patadas y gritos. Me refiero a que una de las razones fue que simplemente no quería hacer más exámenes y que había tenido suficiente de todo eso, pero tenía otra razón y era que tenía una noción que estaba equivocada al cortar un cuerpo, y sabía que al hacer medicina tendría que hacer disecciones para anatomía.

Yo tenía miedo de la muerte. Fue gracias a mi abuela y a su muerte que, lo que en realidad sucedió alrededor del tiempo que estaba yendo a medicina, que me di cuenta de que el cuerpo era el vehículo. A pesar de que es absolutamente integral e inseparable, pero la vida que es un ser humano no es el cuerpo en sí mismo – hay más.

De pronto, la puerta se abrió y estaba bien. De hecho, empecé todo el proceso de buena fe de que iba a encontrar algo, porque el impulso de hacerlo era muy fuerte. Luego, más adelante, en mis años de médico residente, hice un trabajo en Oxford donde descubrí que yo lidiaba con casi un promedio de una muerte por día.

Fue extraordinario y eso significaba que llegaba a estar con una gran cantidad de personas muriendo y había entrado con la idea de que realmente la vida es la vida y, cuando morimos, no hay nada más. Salí de ese trabajo absolutamente seguro de que la muerte no es el final. No quiero ponerlo en una especie de término ‘foofidoof’, yo no pretendo saber qué es o cómo funciona todo. Tengo momentos de gran conocimiento, pero estoy absolutamente seguro de que la muerte no es el final de la vida. La transición puede ocurrir de muchas maneras y, desde mi experiencia, y es una experiencia limitada y soy una sola persona, pero en el momento de la muerte sucede algo extraordinario. Hay un saber que sucede y creo que ese saber y esa unión con algo es inmensamente significativo.

No tengo miedo de esto y no tengo miedo de hablar de ello, y eso es increíblemente importante en mi trabajo porque muchas personas lo tienen y es increíblemente tranquilizador para ellos cuando eso, cuando lo puede hablar abiertamente. No digo que mi punto de vista es correcto o incorrecto. Hay un montón que cuido para quienes la vida es la vida y cuando mueren eso es todo, y no estoy allí para juzgar eso. Tendrán la experiencia que sea que tengan cuando mueran.

Lo que también es notable y fortalecedor es que, si uno no tiene miedo de enfrentarse a la realidad, es un hecho que vas a morir y yo voy a morir, yo no voy a ganar y no sé cómo en este momento, pero es un hecho. Así, en el contexto de ese hecho, logro ver mi vida con más claridad y eso es muy importante. A veces eso es lo que permite a alguien ver por qué está enfermo, lo que está pasando porque está allí como una llamada de atención y a veces se toman decisiones dramáticas que dan vuelta una vida totalmente. Otras veces, ha estado muy claro para mí que alguien que está enfrentando eso inevitablemente, hay una pieza que desciende y está bien ir.

OSMARA: ¿Qué les dirías a esos oyentes que no son los que están recibiendo ese feedback corporal a través de la enfermedad, pero tienen seres queridos y están mirando a sus seres queridos atravesar sus propios procesos de lo que acabamos de describir aquí? ¿Cómo podría alguien ayudar mejor, estar mejor allí para un ser querido en un momento como este?<

KIM: Bueno, por supuesto, al igual que con cualquier síntoma o enfermedad, su significado es único para la persona y la situación, y este proceso es único para cada persona y cada situación. Mi consejo ha sido y siempre ha sido ser lo más abierto y honesto posible. Si hay temas para hacer frente o para discutir, que lo hagan, pero sean sensibles porque a veces es como, y la persona te dirá – el que está muriendo – de alguna manera dará pistas y señales de lo que hacen y no quieren saber.

En mi experiencia, recuerdo una vez escribir como resultado de la práctica, la verdad puede doler, pero cura. Por supuesto, cuando piensas en el significado de la curación es, sabes que la palabra curación es volver a estar completo y, aunque la verdad es en última instancia relativa, tu verdad y mi verdad pueden no ser la misma, pero es tu verdad en este momento, y mi verdad puede ser mi verdad en este momento.

Es interesante, sabes, porque los chinos no tienen ninguna palabra para esto, porque ellos reconocen que la verdad que es en el momento puede no ser la verdad que es en el momento siguiente, porque la verdad en este momento tiene un impacto en ese momento. Las cosas están cambiando todo el tiempo, en tiempo real y en múltiples dimensiones.

Es por eso que a veces vemos curaciones milagrosas. Ocurren, existen, yo las he experimentado y estoy seguro de que tú las has experimentado. Ellas ocurren y existen porque cuando el tejido, cuando lo que sea que está sucediendo ha cumplido su propósito, luego, por supuesto, no se necesita más y puede desaparecer. A veces no desaparece, porque en realidad es parte del camino.

Ahora, estas son cosas difíciles de decir, soy muy consciente de ello. ¿Eso responde a tu pregunta? Siento como si hay algo más específico detrás de tu pregunta.

OSMARA: Sólo estoy pensando en el sufrimiento y el sufrimiento percibido de ver a un ser querido atravesar una enfermedad en particular o cosas así, y mi pregunta supongo que deriva porque vemos tantas personas que nos rodean ser diagnosticadas con cáncer. Así que, muchos de nosotros tenemos la depresión o los trastornos del estado de ánimo o las enfermedades neurodegenerativas, autoinmunes.

Hay tantas cosas sucediendo por ahí que veo en el colectivo que hoy en día, de una manera u otra, ya sea de seis grados de separación o dos grados de separación, tú escuchas sobre esto. Alguien viene a mi mente, realmente ni siquiera lo conocía personalmente. Él era el hermano mayor de un amigo de un amigo y cuando escuché que le diagnosticaron un cáncer de esófago, él estaba a principios de sus 30, mediados de sus 30, y realmente sucedió muy rápido. A pesar de que no lo conocía, aún me conmovió su historia. Él se había casado recientemente y todas estas cosas.

Sólo te recuerda que no nos escapamos y como tú dijiste, nosotros no escapamos de la muerte y realmente me gusta mucho tu opinión sobre la enfermedad siendo específica para esa persona, lo que significa para ti. Así que, tal vez, toquemos ese tema un poco más. Vamos a aclarar la enfermedad del significado para cada individuo.

KIM: Así que, estamos sentados en este momento explorando esto en una situación paradójica porque, por un lado, hay un deseo de generalizar y, por el otro, es servir que es individual. Por lo tanto, si tomamos 10 casos de asma, por ejemplo, y alineamos 10 personas, puede que todos tengan grados similares de dificultad respiratoria y todos ellos pueden estar usando el mismo tipo de medicamento o no medicamento, o lo que sea, pero pueden estar comprometidas de manera similar.

Si uno realmente entra en de qué se trata para ellos, habrá ciertos parámetros que son comunes. Sabes, puedes utilizar el diccionario de Louise Hay, que creo que en realidad no era de ella, sino de John (Demartini) en un comienzo, de todas formas, y puedes mirar y la gente puede buscar en los diccionarios los síntomas o lo que sea.

Eso puede tomarte una parte del camino, pero la historia de cada persona es única. En el momento en que ellos desarrollan la condición, la forma en que se desarrolló la condición, las circunstancias que eran operativas en ese momento particular, la historia familiar, la historia genética – todas estas cosas contribuyen a la evolución de ese síntoma y después, ese síntoma, ya que se produce sólo en determinadas, en determinadas condiciones, en determinados momentos, tiene un significado que es único para esa persona.

Puedo darte un ejemplo muy bueno; tenía un hombre joven con el que estaba trabajando en un momento dado en un contexto diferente y él me dijo: “Usted sabe, creo que lo suyo es una mierda, pero me gusta escucharlo hablar sobre ello”. Le dije: “Bueno, tal vez un día lograrás probarlo.” Era un joven muy, muy, muy inteligente y luego desarrolló dolor de cuello, dolor de cuello realmente muy desagradable y fue a ver a un quiropráctico, y le trajo alivio temporal. Luego fue a ver a un osteópata y se hizo un poco de masaje y, finalmente, un día él me dijo: “Tengo este dolor de cuello, puedo probar con usted.”

Una parte de mí estaba entusiasmada con la posibilidad y la otra parte de mí era como “Oh, Dios mío, aquí vamos.” Lo interesante fue que sí nos involucramos e hice lo que hago, establecí algo acerca de qué para qué él estaba realmente aquí o, al menos, qué sentía, y luego le pregunté acerca de lo que realmente había sucedido.

Nosotros encontramos el camino de regreso a lo que en realidad él sentía que estaba en su interior y volvía, fue extraordinario, volvía … él estaba en ventas y él entrevistaba a personas muy cuidadosamente para averiguar si eran apropiados para los cursos que estaba vendiendo y volvió a un momento en que ese dolor, cuando trataba de empujar algo de una manera particular que lo llevaba a una reacción particular con ese cliente particular y no se sentía bien por ello, él sólo pensaba que esto era un verdadero dolor en el cuello.

Ahora bien, esto es muy cruelmente obvio en un sentido, pero, en realidad, lo que era realmente importante no era que era un dolor en el cuello, era su percepción de su comportamiento en ese momento tratando de empujar algo y manipular la situación, manipular la situación, eso lo molestaba. Ahora, yo estaba tan sorprendido como él, porque en ese momento se había liberado. Una vez que lo había visto y cómo le había servido, de qué se trataba, y cómo no quería comportarse de esa manera, el dolor en el cuello se fue, él logró movimiento y pudo volver a jugar baloncesto.

Ahora, eso fue tan sorprendente para él como lo fue para mí porque no tenía ni idea cuando empezamos lo que podía ser y yo habría sido el primero en decirle, sabes, hay un excelente quiropráctico en algún lugar, ve y echa un vistazo y que te revisen. Así que, así es cómo funciona y puede sonar simple cuando hablamos acerca de ello aquí, pero no siempre es sencillo.

Lo que está contenido en el tejido, con lo que nos está ayudando o llamando nuestra atención el tejido o el órgano o el sistema, puede ser difícil de averiguar. Cada persona es diferente.

La migraña es otro ejemplo clásico. Sí, puedes tratarla hasta un grado con algunos de los productos farmacéuticos que tenemos a nuestra disposición y sí, puedes tratarla hasta un grado con la intervención musculo esquelético o intervención nutricional, o la meditación o la visualización o el yoga, o cualquier otra cosa que pueda ser capaz de hacer un impacto, pero, la mayoría de las veces, encuentras que estas cosas vuelven. A veces puedes hacer acupuntura o cualquiera de esas cosas y das en el clavo, pero, la mayor parte del tiempo, ese no es el caso porque está sirviendo a otra cosa.

OSMARA: Eso es muy brillante. Es un mecanismo de feedback natural y entiendo lo que dices acerca de ser específico de la persona, porque es nuestra percepción como has dicho. La verdad es solo la verdad en los ojos que están viendo. Me encanta eso. Ahora, ¿cuál es tu opinión acerca de, digamos la medicina tradicional china, la mirada de que tenemos el dolor en los pulmones, la ira en el hígado… ese tipo de cosas?

KIM: Bueno, mi primera inmersión en este mundo diferente a mi experiencia directa de niño y mi encuentro con hermiophropy de niño fue en la medicina tradicional china y cuando todavía era un estudiante de medicina me encontré con un acupunturista bastante excéntrico e inusual llamado Barry Polunsky que era un ser humano glorioso. Él creó una pequeña escuela en el Reino Unido, ahora está muerto, y comenzó a enseñar a un grupo muy pequeño de nosotros y yo fui uno de ellos. Yo solía escaparme de la escuela de medicina en secreto e ir y aprender con él.

Encontré esas nociones increíblemente útiles. Encontré el Shen y los co-ciclos, que sabes que están articulados en el corazón de la medicina tradicional china, increíblemente útiles. Yo solía volver a las salas y veía a mis pacientes con enfermedad hepática y enfermedad renal, o enfermedad pulmonar o, sea lo que sea, y lo probaba.

Era fascinante cuando tomabas la historia clínica y miraba las diferentes cosas que la gente había sufrido con en su vida y, para sorpresa de todos, encontrabas que muy a menudo seguía ese ciclo. Por lo tanto, tengo un gran respeto por esto. Creo que hay mucho que aprender de esos sistemas. Estoy seguro de que lo que los chinos llaman el hígado y lo que los chinos llaman el pulmón, por ejemplo, no es lo que llamamos hígado y pulmón. Incluye el órgano del hígado y el pulmón, pero a lo que ellos se refieren como pulmón es una función, a lo que ellos se refieren como hígado es una función y nuestro órgano es parte de esa función.

Pero, de hecho, he escrito un poco sobre esto, Osmara. Presenté un documento cuando estaba esta gran revisión del uso de la aguja de acupuntura y la seguridad o la acupuntura en los Estados Unidos. La aguja de la acupuntura hasta 1995-1996 fue considerada como un dispositivo médico y no podía utilizarse sin la supervisión de un médico. Por lo tanto, había un montón de gente practicando ilegalmente, pero así era.

Hubo un gran análisis realizado, el cual en 1995 terminó siendo descalificado como tal, de manera que la acupuntura podía hacerse y utilizarse legalmente en los Estados Unidos por no médicos, y yo presenté algunas de las evidencias para ello. Una de las partes de ese documento trata justo esto en el comienzo, que hay más en estos conceptos, hay más para…, hay mucho en ellos, en mi opinión, eso podría informar a nuestra propia visión científica biomédica.

OSMARA: Eso es muy interesante, la forma en que todo simplemente se mezcla. Tú hablas de los tejidos, los órganos y el músculo, pero sabes que la unidad básica es la célula y las células tienen su propia conciencia – ¿no es así?

KIM: Bueno, lo interesante es que las células individuales en realidad no pueden funcionar fuera de los confines del cuerpo. Si tomas una sola célula y la pegas a la mesa, se muere.

OSMARA: Correcto, necesita el conjunto.

KIM: Sí. No suelo decir esto, pero ni siquiera sabemos cómo manejar una reacción molecular, mucho menos las funciones de una célula y más allá de las funciones de la célula, conoces el tejido y el órgano del cuerpo, quiero decir que es absolutamente extraordinario. Por lo tanto, la conciencia, que debe ser nuestra siguiente gran frontera se manifiesta en el tiempo y en el espacio a través de la materia física y no física por medios de los que realmente no tenemos concepción.

Se expresa a sí misma en la plétora de la diferenciación celular y molecular que vemos a nuestro alrededor. Así que, sí, diría que cada célula de algún modo tiene su propia conciencia, al igual que cada ser humano tiene su propia conciencia. Tú tienes tu propia conciencia y yo la mía en la medida en que nos percibimos entre sí para ser diferentes, pero cuando profundizamos en la metafísica, entonces, la diferenciación comienza a disolverse – ¿no es así?

OSMARA: Sin duda, las líneas se vuelven borrosas … las líneas se vuelven borrosas. Entonces, Kim, tú estás ubicado en Londres, Reino Unido, ¿solo tratas a pacientes que viven en el Reino Unido? ¿Cómo funcionaría para alguien que estaría interesado en trabajar contigo?

KIM:Me encanta trabajar con la gente en Skype y en el teléfono, podemos hacer mucho. Obviamente, ver a alguien para que uno pueda hacer un examen físico necesita una consulta cara a cara y, por supuesto, eso en este momento lo hago en Londres. A veces, cuando viajo veo a la gente donde sea que esté viajando, pero debido a que todo es único para la persona, hay una gran cantidad que podemos hacer a través de Skype o por teléfono.

OSMARA: Eso es maravilloso. Así que, esencialmente ¿tú ves pacientes en todo el mundo?

KIM: Absolutamente y me gusta hacer eso. Absolutamente me encanta hacer eso.

OSMARA: ¿Dónde podrían encontrar más información sobre tu trabajo?

KIM: Bueno, tenemos un sitio web que es, por el momento, functionalshift.com que es muy simple y a punto de transformarse, y eso dará los datos de contacto. Mi asistente personal es Lisa Fisher y ella siempre está ahí para recoger los mensajes y hablar con las personas por teléfono. La gente me puede enviar correos electrónicos a adminfunctionalshift.com. En Facebook, yo estoy ahí – tenemos una página, Diseases of Meaning, que la gente puede visitar.

OSMARA: Vamos a seguir adelante y poner todas estas URL en la página para que después miren.

KIM: Eso va a ser súper y sospecho que también pueden ponerse en contacto conmigo a través de ti.

OSMARA: Sí.

KIM: Espero que podamos hacer mucho más juntos.

OSMARA: Esto ha sido muy, muy encantador. Para aquellos de ustedes que quieren saber más acerca de las Enfermedades de Significado, visiten el blog en osmara.com. Tendremos un extracto maravilloso de ese artículo que he citado anteriormente. Kim, esto ha sido, ha sido excelente. Muchas gracias por tu conocimiento y sabiduría.

KIM: Bueno, ha sido un verdadero placer. Gracias por consultarme.

OSMARA: Cosas muy poderosa.

KIM: Que Dios te bendiga.

OSMARA: Cuídate y hasta la próxima a todo el mundo, muchas gracias

Nuevamente, muchísimas gracias por estar aquí. Aprecio que quieras mejorar tu cuerpo y tu mente conmigo.

Y si disfrutaste este episodio, asegúrate de suscribirte para los próximos episodios enosmara.com/podcast. Estoy agradecida y personalmente amo ver tus opiniones y comentarios, y agradezco cuando compartes y etiquetas, así que, asegúrate de dejarme una línea en Facebook o Instagram. Aprecio a cada uno de ustedes que está escuchando. Si recibiste algo valioso del episodio de hoy, compártelo con alguien que ames. Hasta la próxima, esta es Osmara y acabas de escuchar Las Crónicas de la Metamorfosis.

Leer transcripción completa
COMPARTE
COMPARTE